domingo, septiembre 03, 2006

De Putas por Madrid




Powered by Castpost

Pasear por las calles céntricas de Madrid puede resultar una auténtica aventura. A veces sales de casa sin saber muy bien donde ir, pero con la certeza de que en tu camino encontrarás una variada tipología humana. La calle Montera tiene el olor y el sabor de esa degradación que por momentos puede resultar fascinante. Cientos de historias se arremolinan en torno a varias decenas de meretrices baratas, con sus chulos de tatuaje carcelario, reloj chapado en oro y bermudas indecorosos, explotadores de carne ajena cobrándose la deuda de otras vidas.

El sexo es la primera pulsión desde que nacemos y una de las energías que mayor influencia tienen en el ser humano. Por esa razón las luces rosas de neón de un sex-shop cobijan a varias chicas rumanas de no más de 18 años, pestañas generosas en rimel, piel delicadamente blanca y minifaldas de ocasión. Son casi niñas, pero ya conocen la sensación de estar en la cama con oficinistas y camareros, curas y abogados, turistas holandeses y bolivianos inmigrados. No importa para quien, sus camas pertenecen a todos.

En otra esquina un par de prostitutas negras ofrecen sus servicios completos por el precio de una noche en cualquier pensión barata. Apenas hablan el español, tampoco es necesario. Cuando pasas a su lado se dirigen a ti invitándote a probar el roce y el calor de sus voluminosos labios. Chupar y follar, chupar y follar, repiten mecánicamente. Varios policías observan la escena apostados en el coche patrulla, frente a la marquesina del autobús. Algunos de ellos ya conocen a estas mujeres en las distancias cortas, cuando el uniforme se queda tendido en casa.

El maremagnum de gentes de distintas procedencias sube y baja a ritmo frenético, simulando aquellas imágenes de cualquier avenida de Tokio en hora punta. De pronto se observa bajar un transexual que supera el 1.85 de estatura y siguiendo sus pasos un pequeño hombrecillo ecuatoriano se afana para no perder su estela. No parece ella muy satisfecha con su cliente, cuyos hijos tal vez ese día no encuentren pan en la mesa a la hora de comer. Su esposa se lo reprochará, pero sólo recibirá a cambio desprecio, cuando no algún golpe.

Los caminos de sordidez no terminan en la húmeda habitación de cualquier pensión, se prolongan con sus largos hilos conductores hacia la vida íntima de esas personas, que suben y paran, miran y bajan, mientras el neón continúa encendido, contemplando en silencio sueños rotos y deseos por cumplir.


Love comes quickly

22 comentarios:

Gilberto dijo...

“Algunos de ellos ya conocen a estas mujeres en las distancias cortas, cuando el uniforme se queda tendido en casa.”
Buena frase y también cierta, solo que si lo permites yo agrego la mía: Recuerdo de cuando también tuve necesidad de ellas y en ese tiempo no me parecía malo ni reprochable. ¿Condenar?
Paso, yo no.

Gracias por el comentario; estas en mis enlaces. Saludos desde este pequeño y agrandado país, Chile.

Hugo Denis dijo...

Hola Gilberto, gracias por tu comentario.

No se debe juzgar a los demás por sus comportamientos. Cada persona es un mundo, con sus condicionantes, sus circunstancias y sus necesidades, reales o ficticias, pero íntimas de cada uno.

Saludos, te añado también en mis links ;)

Ave Fénix™ dijo...

Tienes razón Hugo, creo que no debemos juzgar tan a la ligera a las personas, porque uno mismo puede caer con sus habladurias, un abrazo amigo ;)

Blue woman dijo...

Es lastimoso ver a mujeres así, que se dedican a este oficio sin dedicarse a ningún otro oficio más honrado y más normal.Pero, hay que tener en cuenta que la mayoría de ellas llegan engañadas desde su país;las prometen un trabajo honrado y mejor en otro país y cuando llegan a éste las dan este trabajo que ellas no tienen más remedio que aceptar porque, están en un país extraño donde no conocen el idioma, vienen sin dinero para alojamiento por lo que no tienen un alojamiento mejor que el puticlub y no saben a donde ir, por lo que, para ellas es la única forma de subsistir por lo que aunque, no deseen ejercer este oficio se ven obligadas a dedicarse a ello prestando su cuerpo a muchos hombres y ante los peligros ajenos.

P.D:Gracias por pasarte por mi blog.Eres bienvenido siempre que quieras.

1 cordial saludo.

sonia dijo...

que casualidad el tema de tu post de hoy! anoche, despues de muchos meses viajando, me encontre tomando cervezas con tres prostitutas que acompanhaban a un grupo de indios casados de los que frecuentan sudder street en busca de turistas despistadas...

es curioso como en India los mundos se mezclan con mayor naturalidad que en occidente... alli estaba yo, con ellas, la mar de integrada, sin importar el trabajo, raza o religion de cada una... hasta que uno de los acompanhantes de las senhoritas se tomo la confianza de darme una palmadita en la cara (en el culo no, estamos en India)...

me puedo solidarizar con las putas o con las monjas (la sumision me parece similar, nadie es mejor que nadie) pero con el ser dominante... me cuesta... mi condicion de mujer? quizas... no pude partirle la cara, no se como se hace, pero le lance la mas terrible de mis miradas y le dije desafiante: "last time you touch me the face..." Si, si, ya se que suena fatal, pero salio asi... me senti tan indignada!... asi que sali cabreadisima sin poder despedirme de las chicas... buena gente...

un abrazo...

Mauricio dijo...

Grande Hugo,

Que texto rebueno, crudo y verdadero. Podrias escribir en alguna revista acá de Brasil que la realidad seria la misma. La miséria, la miséria.

Un abrazo amigo y una buena semana.

M.

Hada Morena dijo...

Una verdad como un templo... no sólo en Madrid sino UNIVERSAL.

Besitos caribeños ... por aquí pasé volando!

Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO dijo...

Wow!!
Qué gran gusto pasar y conocer tu blog, es un post que refleja mucho de tu estilo y tu talento para escribir.
"chupar y follar", es triste ver tanta situacion de estas en tantas partes del mundo, no pensè que fuese asì. Gracias por la informaciòn que es amena de leer y con la cual aprendì mucho hoy.
Un abrazo afectuoso desde Colombia!

Sandra dijo...

Me uno al comentario de Hada Morena, esa es una realidad que habita en todas partes del mundo.
Saludos Hugo :)

Lunaria dijo...

Me gusta mucho como escribes y este post demuestra tu arte de jugar con las palabras.

Me dan pena esas chicas que se dedican a este oficio por obligación que son la mayoría.
Las que lo hacen porque les gusta, pues allá ellas, ya que cada cual es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera.
Has hablado de las que están en puticlubs o esquinas, pero y las famosas o no tanto que se ligan a ricos y/o famosos para sacar tajada? No es eso a caso una prostitución igual?

Hugo Denis dijo...

Os agradezco los comentarios a los que soléis escribir y a las nuevas visitantes/participantes (Sara, Sonia, Lully).

Como habeis dicho algun@s, es una realidad repetida en todo el planeta. Como el machismo que comentaba Sonia, un hecho también universal que en ciertas sociedades se aprecia de forma más notoria (siendo tan maravillosa la India, los contrastes que tiene)

Sobre lo que comenta Lunaria, por supuesto que lo considero un tipo de prostitución. Hay muchas formas de prostituirse, lo hacen los periodistas, los políticos... todos los que ambicionan dinero o un determinado estatus. Puede ser a cambio de favores sexuales, políticos, mediáticos... y considero mucho peor la prostitución que se ejerce por pura ambición de poder o plata -como dirían en Argentina- que la que se ejerce para sobrevivir, donde va a parar!

Hoy en día los platós de televisión son un desfile de prostitución. Y no solamente por los famosillos que sólo quieren llenarse el bolsillo, sino también por esos pseudoperiodistas carentes de normas éticas, educación y cultura. Lo mismo se puede decir de gran parte de la clase política, todos sumisos a la mano que les da de comer, sin ideales nobles, sólo puro sectarismo.

En fin, que da para mucho y el tema acaba en otra cosa diferente al post original :)

Un abrazo a tod@s.

MeyLy© dijo...

Gracias por leerme, hoy y siempre.
Un saludo y un beso de eternidad.

Martin Bolivar dijo...

¡Qué bueno tu texto!, como es habitual. Realismo sucio puro y duro, como dicen en Estados Unidos dirty realism. Como dice el tango, la vida es una lucha que es cruel y es mucha.

Missed in Action dijo...

Hola Hugo,

Al parecer todas las grandes y medianas ciudades desde Madrid hasta Sao Paulo - y sin olvidar el Red Lights District de Amsterdam - cuentan una historia que varía un poco pero donde los protagonistas son el dinero, el sexo, las drogas, algunos que quieren escapar de su cotidianidad y otros/otras que quisieran escapar de su vida.

Excelente tu redacción Hugo. Me gusta la literatura urbana y en mi humilde opinión te digo que este post fue excelente, a la altura de un William Burroughs.

Saludos!!

Bexza dijo...

Hola hugo, estoy dejando mi huella...es decir, pase por aqui jajaja gracias por visitarme, como tu dices "me encanta" bueno mi corazon saludos desde este lugar del mundo...

>Flak dijo...

Holas!!..

primero.. me gusto la frase de Wilde que pusiste.. (la tenias desde antes?:S )

mmm.. nada interesante que decir..

es distinto tu blog, con los que suelo leer.. pero interesante =)

saludos

aios

Josu dijo...

Para mí es una profesión honrada siempre y cuando no te veas obligado a hacerlo. Menos honrado serían, quizás, los clientes. Pero bueno eso es otra historia como ya se ha dicho por aquí, por los famosos condicionantes. Del fenómeno de la prostitución, algo a priori irracional, sólo puedo sacar en claro que nuestro sistema de organización sexual hace aguas por todos sitios, y es que el amor para siempre (sobre todo cuando esto quiere decir también sexo para siempre), con todos los respetos para los que crean en él, y desde mi percepción es una patraña.

Josu dijo...

Para mí es una profesión honrada siempre y cuando no te veas obligado a hacerlo. Menos honrado serían, quizás, los clientes. Pero bueno eso es otra historia como ya se ha dicho por aquí, por los famosos condicionantes. Del fenómeno de la prostitución, algo a priori irracional, sólo puedo sacar en claro que nuestro sistema de organización sexual hace aguas por todos sitios, y es que el amor para siempre (sobre todo cuando esto quiere decir también sexo para siempre), con todos los respetos para los que crean en él, y desde mi percepción es una patraña.

Un saludo.

Hugo Denis dijo...

Gracias por las visitas.

Interesante tu reflexión, Josu.

Saludos!

kleoppatra dijo...

A mi lo único que me parece lastimoso es las condiciones de clandestinidad en que se tienen que hacer estas cosas. Cada cual es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera y nadie debe reprocharselo. Porque a nadie le parece raro ni escandaloso que alguien se perfore su cuerpo y lo llene de piercings y en cambio si nos alarma que una mujer decida emplear su cuerpo en estas actividades??

Pete Vicetown dijo...

Las putas han formado parte de nuestro paisaje urbano desde el principio de los tiempos. Da igual que sean putas de "chupar y follar" 20 euros, que de cena y copas en Hotel Urban de Madrid. Son parte de nuestra cotidianeidad. Lo criticable realmente es esa doble moral con la que muchos abordan el tema prostitución, ese dejar el uniforme en casa que dice Hugo.
Deberiamos mirarnos menos el ombligo. Muy bien traida la frase de Gilberto: "Recuerdo de cuando también tuve necesidad de ellas y en ese tiempo no me parecía malo ni reprochable." Efectivamente. Tendremos mil cosas que tapar en nuestras vidas como para criticar a unas mujeres que se ven obligadas una y otra vez a recibir entre lagrimas esa sucia y trapera puñalada de carne.

Me gusta tu blog y tu estilo de redacción Hugo. Me convertiré en asiduo. Yo acabo de abir el mio...
http://hielopicado.blogspot.com/

Goathemala dijo...

Viví más de una década a trescientos metros de esa calle. Describes muy bien todo aquel ambiente que por lo que veo permanece idéntico. Me llevaste allí de nuevo gracias a tu prosa.


--
Saludos.