domingo, agosto 06, 2006

Mujeres con curvas

Hoy en día está muy en boga el tema de la anorexia y la bulimia –también la vigorexia-, y no es para menos. Los trastornos alimentarios se han convertido en un mal endémico de la sociedad occidental. Lo cual resalta la etiología del problema: son, por encima de todo, enfermedades provocadas por factores sociales y culturales.

Las causas de que haya tantas niñas y mujeres enfermas hay que buscarlas por tanto en productos culturales recientes, como son la moda, la publicidad, el materialismo y la pérdida de valores y referentes. El crecimiento moral e intelectual no es, por norma general, un objetivo buscado por los jóvenes, que suelen vivir siguiendo el latinismo Carpe Diem, de cualquier manera y a cualquier costa.

Cualquier famosillo de tres al cuarto es admirado por jóvenes y no tan jóvenes de ésta parte del mundo, que confieren a la fama efímera y al dinero rápido un carácter sagrado. Un error fatal que les afecta a nivel físico y mental, puesto que ambos están indefectiblemente relacionados. Por supuesto que el culto a la estética no es intrínsecamente negativo. Incluso yo diría que es algo que todos deberíamos practicar, el cuidado del cuerpo, de la mente y del espíritu. El problema llega cuando desde esferas más elevadas –pero terrenales- se está ejerciendo una influencia social nefasta en personas que son terreno abonado para desarrollar diferentes trastornos y neurosis. Y me atrevo a señalar a los grandes empresarios de la publicidad y la moda y a los diseñadores homosexuales, que fomentan desde las pasarelas una auténtica aberración cuyo coste aún está por determinar.

Algún día tal vez siga profundizando en el tema. La verdad es que me estoy enrollando y en principio sólo tenía pensado hablar de un estudio del Instituto de Medicina Preventiva de Copenhague, en el que se advierte de que la medida ideal de caderas para la mujer es de 110 centímetros, bastante lejos de los escasos 90 que se está tomando como medida modelo desde hace tiempo. Aunque el estudio se aborda desde la óptica sanitaria, en éste caso salud y estética van de la mano. A mí, particularmente, no me resultan nada atractivas las mujeres demasiado delgadas. Y me consta que una gran mayoría de hombres coinciden también conmigo en que no hay nada como una mujer de curvas generosas, esencialmente voluptuosa. Algo que nos conecta desde el punto de vista biológico con nuestro pasado más primitivo, alejándonos de las estúpidas modas recientes, que, reitero, son productos artificiales al servicio de intereses no demasiado nobles.

Seguidamente copio algunos datos del estudio en cuestión:

Científicos del Instituto de Medicina Preventiva de Copenhague encontraron que las mujeres con caderas anchas parecen estar protegidas contra las enfermedades cardíacas. Pero no tendrían ese beneficio aquellas con una medida de cadera inferior a 100 cm. La clave está en la grasa que se deposita en ese lugar del cuerpo, la que según los científicos contiene un beneficioso antiinflamatorio natural. Este componente, llamado adiponectina, impide que las arterias se abulten y bloqueen.

Los investigadores daneses examinaron a casi 3 mil hombres y mujeres entre 35 y 65 años durante dos años, de 1987 a 1988. Midieron su altura, peso e índice de masa corporal (que se calcula dividiendo el peso en kilos por la altura en metros al cuadrado). Luego observaron los registros de salud daneses hasta fines de 1998 para ver cuántos hombres y mujeres tenían problemas cardiovasculares, y hasta 2001 para ver cuántos habían muerto.

En comparación con el grupo de mujeres con caderas más pequeñas, se encontró que aquellas con el contorno más grande tuvieron una reducción del 87% en las muertes. Éstas también tuvieron un 86% menos de riesgo de tener un mal coronario y una reducción de 46% en el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, de acuerdo a los científicos.

Estudios previos habían encontrado que tanto hombres como mujeres con caderas pequeñas estaban en un riesgo mayor de desarrollar diabetes, presión arterial alta y enfermedades vesiculares. No obstante, el estudio, publicado en "Obesity Research", encontró que un contorno de cadera más amplio no estaba vinculado con una mejor salud cardíaca en los hombres.


¿Prefieres este tipo de mujer?


¿O este otro?(No tengo estómago para colgar la foto aquí)

10 comentarios:

metis dijo...

Algunas no queremos estar delgadas por un modelo estetico, simplemente es cuestion de mente, de autoestima, no siempre se debe generalizar el deseo de perder esas curvas, a veces es simplemente enfermedad.
Un beso

toxic_i dijo...

I've visited urs buddy!!!wanna continue the interaction???

Blash dijo...

La verdad es que es una dura enfermedad sicologica. Si no te pones a pensar profundamente no llegas a comprender ni lo mas minimo que alguien tan delgad@siga viendose gord@. Y saben de sobra que todo el mundo prefiere a las mujeres con algo de curbas que no marcando huesos, pero claro... el problema es, que ellas se ven gordas.

Es una lástima, hay muchas mujeres (sobre todo)con este problema.

Billy dijo...

hey hugo. your site is real nice. i like the pics. thanks for coming to my site. cheers

Hugo Denis dijo...

Saludos.

Metis, que es cuéstión de mente es algo indudable. Todo es siempre cuestión de mente en la vida, en el caso de las anoréxicas también. Las enfermedades son cuéstión de mente. La pregunta que yo lanzo es, ¿por qué se instala en nuestra mente esa cuestión?De nuevo tenemos que acudir a las tendencias, exigencias y presiones sociales para responder a la pregunta. Simplemente echando la mirada atrás vemos que ese deseo de perder las formas no estaba en mujeres de generaciones anteriores. Es un producto reciente que llega a comerte el coco sin que te des cuenta haciéndote pensar que es algo natural, cuando no lo es.

Así es blash, la distorsión mental que se crea es algo que genera estupor en los demás, que no llegamos a comprender como una persona puede llegar al punto de la autodestrucción por seguir una moda.

Saludos a los demás compañeros ;)

Francisco Rivera dijo...

Hola Hugo Denis, cordiales saludos desde Concepción, Chile..
Es interesante el tema, sobre todo para mi, pues tengo una hija de 13 años que está empezando la edad complicada de la adolescencia y esos temas comienzan a interesarle y preocuparle..

Bernardo Barrera dijo...

Pues... vaya! yo creo que en este problema de la bulimia y la anorexia, que son tan propios de la mujer, tiene mucho que ver una cultura machista, aparte de los factores que ud ya ha mancionado, el machismo ha impuesto una serie de "normas socio-esteticas" para la mujer, lo peor del caso es que tantas caigan en ese juego. A mi me gustan las mujeres con curvas pero mas bien un poco delgadas, claro que no me molesta si tienen "gorditos" por ahi, hasta tienen su atractivo, de todos modos, esto es un problema de autoestima bajo, si quienes padecen estas afecciones no necesitaran tanto de una "aprobacion social" de su figura, no padecerian estas enfermedades psicologicas; en estos tiempos la estetica ha ganado un territorio tan inmenso que lo etico y lo espiritual se han desvanecido terriblemente.

Ave Fénix™ dijo...

Hola... amigo:

Sabes solo podría decirte que todo exceso es malo, siempre estos temas son muy importantes para todos nosotros, yo tenía una amiga que estaba comenzando a ser anorexica, es terrible ver como esta de flaca(yo sabes que no tengo un super cuerpazo), cosa que me daba tristeza ver que por causas ajenas a ella se volvio así, solo trato de cuidarme desde hace 2 semanas, razones? muy poderosas diría yo las que me estan ayudando a cambiar poco a poco... creo que en el blog te darás cuenta de que te hablo, saludos y feliz inicio de semana :)

Hugo Denis dijo...

Hola Francisco, es cierto que tu hija está entrando en la etapa más difícil, la de la aceptación del grupo y entrada en la adolescencia. Por eso es importante que reciba una educación en valores, que la haga fuerte y sepa diferenciar lo importante de lo accesorio. Y sobre todo que aprenda a quererse, independientemente de lo que los demás opinen.

Hola Bernardo, estás en lo cierto cuando dices que el machismo y sus normas también tienen que ver. Pero reiterando lo que ya apunté, creo que todos, hombres y mujeres, están siendo víctimas de la corriente actual que dicta como se debe pensar. La mujer es más vulnerable a las presiones sociales y sufre en mayor medida trastornos neuróticos (en contraste con los hombres que suelen sufrir más los psicóticos)lo que hace que tenga esa relativa facilidad para la crítica consigo misma, sentimiento de culpa y baja aceptación.

Hola Marely, sólo decirte que apoyes a tu amiga, advirtiéndole de lo peligrosa que es esta enfermedad, que literalmente acaba con uno mismo. Como tú dices, todo en exceso es malo. Mantener la línea, hacer ejercicio físico, comer equlibradamente y de todo tipo de alimentos, llevar una vida sana, sin drogas, eso hará que la persona se sienta mejor por dentro y por fuera.

Saludos a todos.

morbowoman dijo...

sólo siento ahora mismo no haber encontrado antes este post. mi hermana tiene anorexia desde hace 11 años, alguien que no haya pasado por esto con alguien cercano sabe lo difícil que llega a ser. Mi hermana ha llegado a 40 kilos en 1.70 y no reconoce que tenga un problema.
es un tema mucho más complejo de lo que la mayoría cree. no es que dejen de comer porque se vean gordos es que muestran un problema psicológico interno en vez de con palabras a través de su físico. cuanto peor están interiormente también lo están exteriormente.
sólo decir que si tienes alguien en esta situación lo único que puedes hacer es esperar a que reconozcan que tienen un problema y ayudar llevándolos a un centro ESPECIALISTA en estos tratamientos, NUNCA presionar diciendo que tienen que comer más.

un beso muy grande Hugo