jueves, septiembre 28, 2006

La Tierra en cifras

Como bien dijo alguien, el conocimiento nos hace responsables, tanto de lo bueno como de lo malo que ocurre a nuestro alrededor. Porque estamos todos de acuerdo en que el autoengaño no es el futuro que merece la humanidad. ¿Qué pasaría si empezáramos a emplear nuestras energías en una misma dirección, la del amor, la paz y la justicia? ¿Y si hiciéramos de la utopía algo más que una bonita palabra? El éxito del esfuerzo colectivo depende del trabajo de cada uno. El reto es individual y nace en la conciencia. Habrá que empezar por trabajar en ella, ¿no? ;)



Powered by Castpost



Si pudiéramos transferir los datos demográficos de la tierra a una pequeña comunidad de 100 personas, manteniendo las mismas proporciones que tenemos hoy, sería algo como esto:


61 Asiáticos
13 Africanos
12 Europeos
8 Norteamericanos
5 Sudamericanos y Caribeños
1 de Oceanía

50 Mujeres
50 Hombres

47 viven en un área urbana
9 son minusválidos

33 son Cristianos (Católicos, Protestantes, Ortodoxos, Anglicanos y otros Cristianos)
18 son Musulmanes
14 son Hindúes
6 son Budistas
13 tienen otras religiones
16 no tienen religión

43 viven sin sanidad básica
18 viven sin agua potable

6 personas poseen el 59% de la riqueza de la comunidad
13 pasan hambre o están desnutridas
14 no saben leer

Sólo 7 tienen estudios secundarios
Sólo 12 tienen un ordenador personal (PC)
Sólo 3 tienen acceso a internet

1 adulto -entre 15 y 49 años- está infectado de SIDA

La comunidad gasta más de 1’12 trillones de dólares en gastos militares...
... Y sólo 100 billones en ayuda al desarrollo



Si guardas tu comida en la nevera...
Tu ropa en un armario...
Si duermes en una cama...
Y un techo te cubre...

ERES MÁS RICO QUE EL 75% DE LA POBLACIÓN


Si tienes una cuenta en el banco eres de las 30 personas más ricas...

18 personas luchan para vivir con 1 dólar al día o menos
53 luchan por vivir con 2 dólares al día o menos

Aprecia lo que tienes...
Y haz todo lo posible para conseguir un mundo mejor.




lunes, septiembre 25, 2006

¿Olvidar lo que pasó?

“Queremos cambiarlo todo. Acabar con el viejo mundo y construir una sociedad sin clases. Porque sabemos que sólo con palabras no se consigue nada”.



En la mañana del 2 de marzo de 1.974 era ejecutado en España Salvador Puig Antich, un joven catalán de 25 años, víctima de una venganza del régimen dictatorial y asesino de Francisco Franco Bahamonde. Salvador no fue sino uno más de la larga lista de revolucionarios, luchadores de la libertad o simplemente opositores al régimen que fueron ajusticiados de forma cobarde.

En el caso de Puig Antich el método elegido para el crimen fue el garrote vil, en vigor desde tiempos de la Inquisición Española. Para quien lea esto desde fuera de España y no esté muy al tanto quizá le llame la atención saber que en un país tan civilizado como éste se llevaba a la muerte hace poco más de 30 años a personas previamente torturadas, sin un juicio justo y finalmente ejecutadas de una forma cruel y mezquina. Y sin embargo, no es sorprendente que a día de hoy se continúen escuchando expresiones del tipo “con Franco no se vivía tan mal”, “con Franco no pasaría esto” o “si Franco levantara la cabeza...”. Cuidado con algunos de esos que se autodenominan demócratas, ya sean de viejas o nuevas generaciones.

Centrándonos en el tema, durante estos días pasados se ha estrenado en España la cinta que narra los últimos años de vida de aquel joven revolucionario, militante del Movimiento Ibérico de Liberación (MIL). A través de una realización excepcional que no puede dejar indiferente a nadie, la película nos retrotrae de forma realista y rigurosamente documentada a la lucha contra un sistema de valores que consideran injusto llevada a cabo por un grupo de jóvenes en los primeros años 70. Nos acerca, además, la historia personal del joven Salvador, con sus amores de juventud y sus carreras delante de los ”grises”, pero sobre todo nos invita a pensar globalmente en conceptos como la libertad y la dictadura, así como en la validez moral y ética de la pena de muerte o la legitimidad de la lucha armada como medio para conseguir determinados objetivos en una sociedad asfixiada por la represión.

Tuve oportunidad de verla este fin de semana y desde aquí la recomiendo para todos los amantes del buen cine, y en particular para todos los que piensan que quienes olvidan la historia están condenados a repetirla. De lo que no cabe duda es de que ante películas como ésta surgen los críticos como setas, cosa lícita por otra parte.

Seguramente la película es demasiado explícita en determinados momentos, y puede ser mejorable técnicamente - ¿hay algo que no sea mejorable? -. Pero con lo que no estoy de acuerdo es con calificar una película como ésta de tendenciosa y maniqueísta. El cine puede ser un instrumento perfectamente válido de reivindicación social de causas justas, con toda la legitimidad del mundo para llamar a las cosas por su nombre y poner a cada uno en su lugar, sobre todo en casos tan sangrantes como el de Puig Antich. Leyendo a determinado crítico no dejé de sorprenderme al comprobar como despreciaba el film por presentar al joven anarquista como víctima y mártir. Seguramente no fue lo segundo, pero víctima sí, víctima de una policía brutal y represora, de un sistema legal corrupto -cuando no inexistente- y de una dictadura nacional-católica vergonzante y vengativa.



La película la dirige Manuel Huerga, está protagonizada por el actor Daniel Brühl y se basa en el libro ‘Cuenta Atrás’ de Francesc Escribano. La banda sonora es francamente notable, teniendo especial protagonismo el cantautor catalán Lluís Llach, además de contar con temas de Leonard Cohen, Bob Dylan o Jethro Tull, entre otros. Eso sí, quien vaya a verla que no olvide su paquete de pañuelos de papel, la película además de entretenida es un golpe a la conciencia y al corazón.

Sitio Oficial de la película

Sitio Oficial de Manuel Huerga

Sitio en catalán de Salvador Puig Antich


viernes, septiembre 22, 2006

Cuánto hijo de puta

Hay un hecho que me llama muchísimo la atención, y es la hipocresía y la falta de conciencia real sobre la causa de los problemas de fondo. En este caso se trata de la corrupción. Siempre se ha dicho que el poder corrompe. Yo quiero matizar esta aseveración: no es el poder el que corrompe, es la persona la que se corrompe a sí misma. El poder no es nada, es una entelequia más, algo desprovisto de sentido sin un sujeto activo que le asigne un significado y una función. Somos los humanos los que dotamos de importancia o de falta de ella a las construcciones sociales, los que nos corrompemos o nos dejamos de corromper, en nosotros está la semilla del bien o del mal. Vamos a ir del hecho particular a lo general, siguiendo un esquema inductivo. Contrariamente a una opinión muy extendida socialmente, para ser corrupto no es condición necesaria ser multimillonario, político ni empresario. El día a día está plagado de hijos de puta corruptos, y que me perdonen las putas que no tienen culpa de nada.

El otro día alguien colgó en su blog la siguiente encuesta: ¿Que harías si ves que a alguien se le caen 20 euros y nadie lo ha visto?

En un mundo ideal y que funcionara correctamente la respuesta sería obvia. Pero en este planeta de hipócritas y sinvergüenzas resulta que casi un 40% de las personas se quedaría con el billete sin ir a devolvérselo al dueño (aunque no se trate de una encuesta científica, pienso que los datos empíricos de la realidad no deben diferir demasiado). Paso de puntillas por ese otro 60% que sí lo devolvería, porque es lo que toda mente lógica y sana haría, y me centro en este 40% que es el lastre y morralla de la sociedad, la causa de los males endémicos que hace que las cárceles estén llenas de chorizos y que haya tanta gente que no se fíe ni de su sombra.

Alguien podrá decir: joder, macho, que son 20 euros, no es para tanto. Pero la cuestión no es si son 20 o 20.000, el hecho trascendente es que una persona reaccione de forma totalmente opuesta a cómo le gustaría que reaccionaran si fuera él quien perdiera los 20 euros. El gran Maestro de la humanidad dijo una vez “no hagas a nadie lo que no te gustaría que te hicieran a ti”. Y resulta que 2.000 años después de una enseñanza que sienta las bases del progreso humano hay un 40% de subnormales, entendiendo el adjetivo como seres por debajo de lo normal -está claro que están por debajo del restante 60%- que todavía no han captado el mensaje. Ahondando todavía más en el tema de si se debe devolver el dinero a quien observas que se le ha caído, es curioso comprobar como estos amigos de lo ajeno se sienten muy ofendidos si es a ellos a quienes no se les devuelve el dinero, lo que deja patente su doble rasero y la no interiorización de un valor que debe ser universal, o lo que es lo mismo, practican sin el más mínimo pudor ni vergüenza la ley del embudo.

¿Por qué los llamo hipócritas además de por lo anterior? La respuesta es muy sencilla. Estos sujetos anónimos son los primeros que luego critican y lapidan a los políticos corruptos de Marbella, por poner un ejemplo de chorizos muy en boga. Los que primero acusan no lo hacen por un sentido de justicia universal, de eso nada. Lo hacen por pura envidia, porque es a ellos a los que les gustaría haberse llevado todo ese dinero, por eso desean que se pudran en la cárcel los corruptos. Estos sinvergüenzas con familias y trabajos aparentemente normales son delincuentes en potencia. Lo único que les diferencia de los que están entre rejas es que no han tenido la oportunidad de pegar un pelotazo o delinquir a gran escala. Pero en cuanto tuvieran la oportunidad y creyeran que no van a ser pillados lo harían. Éste 40% es el verdadero cáncer de la sociedad.

Durante muchos años se criticó la corrupción de determinado partido político en España, hasta el punto de que algunos llegaron a llamarlo corruPSOE en lugar de PSOE. Seguramente este partido político llevó a cabo una gestión corrupta, seguramente no, con certeza. Pero se equivocaban quienes intentaban hacer una identificación que resulta sesgada y reduccionista. Por eso no entiendo a esas mentes simples y sectarias que se dedican a atacar a un partido o a otro, acusándolos de corrupción con el argumento infantil de “y tú más”. La corrupción no anida bajo ningunas siglas ni estrato social. Es un fenómeno que desborda a las izquierdas y las derechas, siendo en la intimidad de la mente humana donde se fragua. Que una persona luego llegue a ser militante o votante de PP, de PSOE o de Batasuna es algo completamente accesorio y sin ninguna correlación entre causa y efecto.

Yo me pregunto por la importancia en términos reales de lo que se enseña en hogares y escuelas. Cuando unos padres no se dedican a formar intelectual y moralmente a su hijo ya tenemos el problema montado. Sociedad de idiotas aquella en la que muchos piensan que por comprarle a un hijo todo lo que le pide ya ha cumplido como buen padre.

Estamos acostumbrados a que todo el mundo dé su opinión sobre diversos temas: el maltrato a las mujeres, el No a la guerra, el rechazo a los corruptos (más que a la corrupción en sí)... Pero nadie profundiza lo suficiente en las causas de estos hechos, que seguramente tendrían menor incidencia si se invirtieran mayores esfuerzos para educar en la dirección correcta. La estabilidad de un edificio depende de sus cimientos. Una vez cometido el delito todo el mundo señala y condena a quienes lo llevan a cabo, sin ser conscientes de que más vale prevenir que curar.






martes, septiembre 19, 2006

Reality Bites

De vez en cuando voy a hacer un repasillo a noticias de actualidad, no sé con qué asiduidad, simplemente cuando me apetezca y mientras que no me fiche La Razón, que entonces ya no será "de gratis".


Ya están enfadados

El Papa Benedicto XVI está de rabiosa actualidad, y nunca mejor dicho lo de rabiosa. Parece que sus palabras han traído cola y el mundo musulmán anda otra vez revuelto. Como no podía ser de otra manera, un destacado clérigo musulmán ya ha declarado un "día de la ira islámica”, aunque ésta vez debe ser "razonable y con sensatez". Ira razonable y sensata, no sé, pero no me termina de convencer. Ya se sabe lo que significa esto del día de la ira, miles de furiosos musulmanes quemando monigotes, banderas y amenazando de muerte a occidente, Bush, el Papa, y los "cruzados", entre los que por supuesto me incluyo. Al menos en España celebramos el día del orgullo gay, que es más divertido que el de la ira y además más de uno se alegra la vista.

Parece un hecho cultural la diferencia entre las reacciones del mundo islámico y occidente ante acontecimientos o discursos no deseados . Tenemos precedentes cercanos como ocurrió con las famosas viñetas de Mahoma, y con seguridad habrá más pataletas y disturbios reaccionarios en el futuro. Pareciera como si las sociedades islámicas pecaran de inmadurez y no aguantaran la más mínima crítica a su modelo social o religioso. En todo caso, no deberíamos englobar a todos los islamitas en un solo bloque. Sigue siendo necesaria una distinción entre musulmanes y psicópatas integristas. Obvio que ésta crítica va hacia los primeros, esos que todavía pueden mover ficha. Los segundos sólo son capaces de derribar las piezas del ajedrez cuando ven que van perdiendo la partida.

En medio de todo éste embrollo reaparece desde Venezuela la voz del polémico presidente iraní , esta vez para decir cosas tan sensatas como éstas: "musulmanes, cristianos, judíos, todos, si verdaderamente son seguidores de Dios, son partidarios de la paz, de la hermandad”. Palabras claves las de Ahmanideyad, teniendo en cuenta el momento en el que se producen y la etiqueta de nuevo líder del "eje del mal" que le estaba cayendo encima.

Esto fue lo que provocó su enfado.

Lo que opina Al Jazeera del actual Papa.


Acoso escolar

El tema del acoso escolar no es algo novedoso, aunque parezca que este tipo de asuntos surgen de la nada cuando los repiten a todas horas los medios de comunicación. Realmente es un asunto de los más antiguos que podamos imaginar: el uso de la amenaza, la coacción y la fuerza contra todo aquel al que se considera más débil o vulnerable. Maltrato físico o psicológico que proviene de la extrema cobardía, baja autoestima e inseguridad del que lo ejerce, ya sea de un jefe hacia su subordinado, de un hombre hacia la mujer o de un chaval en el instituto contra otro al que considera más frágil, y así con infinitos ejemplos.

En el caso del “bullying”-o acoso escolar- los motivos que llevan a ejercer la hostilidad pueden ser muy diversos, desde una mala socialización de valores como el respeto y la dignidad inherente a toda persona, hasta el intento de ejercer una posición de poder o aprobación dentro del grupo, pasando por la envidia o el rechazo por determinadas características físicas o comportamentales del agredido.

Está claro que nadie está obligado a aguantar situaciones de maltrato sistemático que no desea, pero en la actualidad existe un vacío legal bastante vergonzoso en todo este asunto que deja a la víctima en una situación de indefensión absoluta. Ser menor de edad no debería suponer un eximente de la responsabilidad del acosador, responsabilidad muchas veces compartida con padres y profesores, que bien por una mala educación dada a sus hijos o por omisión de sus deberes como figuras de referencia se convierten en tristes co-protagonistas de cada llanto, depresión o intento de suicidio de un menor acosado.

¿Cuál es la solución? Sin duda, la educación. Eso sí, con compromiso, con valentía y cumpliendo estrictamente las leyes que en su caso se establezcan. Se deberían crear aulas específicas en las que psicólogos y otros especialistas suficientemente preparados intervinieran en la modificación de actitudes y conductas de los agresores. Actualmente, si no se superan determinados conocimientos no se pasa de curso. ¿Pero qué ocurriría si los conocimientos éticos no se aprobaran? Pues que esos alumnos tendrían que repetir, por supuesto separados de sus víctimas, y así indefinidamente hasta que interioricen el valor del respeto que toda persona debe a su prójimo. Estamos en una sociedad en la que se pretende castigar el delito, o la agresión, o el abuso, póngase el nombre que se quiera, pero no se educa ni se previene lo suficiente para que no se cometan. Y eso, a la larga, se paga.




Pasarela Cibeles

Pese a que las sigo viendo demasiado delgadas, es una noticia excelente las medidas tomadas por Pasarela Cibeles contra la participación de esas modelos demacradas y anoréxicas. Algunas de ellas no quisieron pasar la famosa prueba de la masa corporal, seguramente porque su ego no se lo permitía. Pues yo lo tengo muy claro, si no la quieren pasar, no desfilan. Seguramente las cogerán para otras pasarelas donde todavía se continúa valorando a los esqueletos andantes. Pero al menos Madrid ha tenido los cojones, hablando claro, de ser pioneros en una medida que ya estaba tardando. Por estética y por salud.


Trasplante de pene

Pese al éxito de la operación, el primer trasplante de pene realizado en el mundo no ha terminado del todo bien: el paciente ha ordenado que le retiren el miembro implantado después de la operación. Motivos psicológicos -de él y de su esposa- son los que le han llevado a tomar esta decisión, y es que como ha dicho el doctor Jean-Michel Dubernard, "no debe ser fácil mirarse en un espejo y ver la cara de una persona muerta". Creo que no debe ser fácil ni aunque se tratara del pene de Rasputín, que se encuentra conservado en formol en el museo de arte erótico de San Petersburgo y que según dicen alcanza los 35 centímetros de longitud.


Todo atleta tiene su arma secreta

Ésto parece que viene a decir el último spot comercial de la marca deportiva Nike, en el que Materazzi va parando con el pecho diversos objetos (incluído un todo terreno). Ya se sabe, poderoso caballero es don dinero. Lo que no sabemos es lo que pasará por la mente de Zidane al ver el anuncio...




Maltrato animal

Veía el otro día en televisión los vídeos de la intolerable agresión a un pastor alemán atado e indefenso por parte de su dueño. Dos datos sorprendentes: al maltratador no se le inhabilitó para la tenencia de animales pese a ser reincidente en sus agresiones. Y dos, gran parte de sus vecinos salieron en su defensa coreando gritos e insultos contra el denunciante, un veterinario que filmó las imágenes. Dos reflexiones para hacer: una, la necesidad de una ley de defensa y protección animal que sea efectiva, y dos, ¿qué coño pasa con la gente, que por el hecho de ser vecino o amigo defienden a un maltratador enfrentándose al sentido común y al decoro?


David Bisbal

El almeriense se moviliza. Todos los clientes de Vodafone live! podrán acceder con su móvil 3G a los cuatro primeros singles del nuevo disco de David Bisbal, así como a tres temas inéditos, al videoclip, al making of y a las nuevas imágenes del artista. Chicos, esto sí que es una revolución y lo demás son tonterías.


domingo, septiembre 17, 2006

Mañana de cualquier día en La Rambla





Powered by Castpost

El cielo es azul intenso y cubre toda Barcelona en una mañana llena de luz. La temperatura es fresca, aunque el sol ya comienza a calentar el ambiente mientras las calles van configurando un arco iris de viandantes de diversas procedencias. Suena la música, tal vez sólo en mis oídos, pero sus notas me transmiten la alegría de un mundo mestizo y vestido de mil colores, de rumba flamenca y flores en los puestos, de mujeres musulmanas paseando sin permiso de sus maridos, mientras no paran de sonar las guitarras y un hombre disfrazado de "Che" Guevara da los buenos días con una sonrisa. En la Rambla hoy el dolor se ha tomado una tregua, como cualquier día de verano, como cualquier día de primavera. Como dijo alguien, todo puede ser posible en una mañana de cualquier día, más aún si es en Barcelona.



























* Fotografías de Mor (1), Jorgemvd (2), TSParks (3), Recurrence (4), RK Catch (5), Un barcelonés (6), Notarivs (7), Beltza Scene (8), Carlosluis (9), Moriza (10), Lasagna Boy (11) y Xavi Llunell (12) bajo Licencia de uso.

jueves, septiembre 14, 2006

Una flor en el camino

La muerta resucita cuando a tu amor me asomo,
la encuentro en tus miradas inmensas y tranquilas,
y en toda tú... Sois ambas tan parecidas como
tu rostro, que dos veces se copia en mis pupilas.

Es cierto: aquélla amaba la noche radiosa,
y tú siempre en las albas tu ensueño complaciste.
(Por eso era más lirio, por eso eres más rosa).
Es cierto, aquélla hablaba; tú vives silenciosa,
y aquélla era más pálida; pero tú eres más triste...






“Las historias que vivimos en cada una de nuestras vidas son sólo una mínima parte del largo camino de la existencia. Los pensamientos y sentimientos configuran minúsculas porciones de nuestras almas, que al igual que las gotas de lluvia pueden formar caudalosos ríos cuyo mar del destino depende de nosotros mismos”






Este vídeo es obra de Stevie Ryan, una joven californiana, gran admiradora de Charles Chaplin, que comenzó desde muy jovencita a hacer pequeñas grabaciones usando la videocámara de sus padres.

La pieza musical es obra del artista francés Yann Tiersen, autor de las bandas sonoras de “Amélie” y “Good Bye, Lenin!”. Podéis escuchar su música en ésta dirección buscando por su nombre. Todo un gustazo para los sentidos.

El sublime y eterno poeta mexicano Amado Nervo es el autor de “Una flor en el camino”.



Yann Tiersen Official Site

lunes, septiembre 11, 2006

Sesión de Madrugada (Edición Especial)

"Lo siento, pero no quiero ser emperador. No es lo mío. No quiero gobernar o conquistar a nadie. Me gustaría ayudar a todo el mundo --si fuera posible--: a judíos, gentiles, negros, blancos. Todos nosotros queremos ayudarnos mutuamente. Los seres humanos somos así. Queremos vivir para la felicidad y no para la miseria ajena. No queremos odiarnos y despreciarnos mutuamente. En este mundo hay sitio para todos. Y la buena tierra es rica y puede proveer a todos. El camino de la vida puede ser libre y bello; pero hemos perdido el camino. La avaricia ha envenenado las almas de los hombres, ha levantado en el mundo barricadas de odio, nos ha llevado al paso de la oca a la miseria y a la matanza. Hemos aumentado la velocidad. Pero nos hemos encerrado nosotros mismos dentro de ella. La maquinaria, que proporciona abundancia, nos ha dejado en la indigencia. Nuestra ciencia nos ha hecho cínicos; nuestra inteligencia, duros y faltos de sentimientos. Pensamos demasiado y sentimos demasiado poco.



Más que maquinaria, necesitamos humanidad. Más que inteligencia, necesitamos amabilidad y cortesía. Sin estas cualidades, la vida será violenta y todo se perderá. El avión y la radio nos han aproximado más. La verdadera naturaleza de estos adelantos clama por la bondad en el hombre, clama por la fraternidad universal, por la unidad de todos nosotros. Incluso ahora, mi voz está llegando a millones de seres de todo el mundo, a millones de hombres, mujeres y niños desesperados, víctimas de un sistema que tortura a los hombres y encarcela a las personas inocentes. A aquellos que puedan oírme, les digo: \"No desesperéis\". La desgracia que nos ha caído encima no es más que el paso de la avaricia, la amargura de los hombres, que temen el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará, y los dictadores morirán, y el poder que arrebataron al pueblo volverá al pueblo. Y mientras los hombres mueren, la libertad no perecerá jamás.



¡ Soldados! ¡ No os entreguéis a esos bestias, que os desprecian, que os esclavizan, que gobiernan vuestras vidas; decidles lo que hay que hacer, lo que hay que pensar y lo que hay que sentir ! Que os obligan a hacer la instrucción, que os tienen a media ración, que os tratan como a ganado y os utilizan como carne de cañón. ¡ No os entreguéis a esos hombres desnaturalizados, a esos hombres-máquina con inteligencia y corazones de máquina ! ¡ Vosotros no sois máquinas ! ¡ Sois hombres ! ¡ Con el amor de la humanidad en vuestros corazones ! ¡ No odiéis ! ¡ Sólo aquellos que no son amados odian, los que no son amados y los desnaturalizados ! ¡ Soldados ! ¡ No luchéis por la esclavitud ! ¡ Luchad por la libertad ! En el capítulo diecisiete de San Lucas está escrito que el reino de Dios se halla dentro del hombre, ¡ no de un hombre o de un grupo de hombres, sino de todos los hombres ! ¡ En vosotros ! Vosotros, el pueblo tenéis el poder, el poder de crear máquinas. ¡ El poder de crear felicidad ! Vosotros, el pueblo, tenéis el poder de hacer que esta vida sea libre y bella, de hacer de esta vida una maravillosa aventura. Por tanto, en nombre de la democracia, empleemos ese poder, unámonos todos.



Lucharemos por un mundo nuevo, por un mundo digno, que dará a los hombres la posibilidad de trabajar, que dará a la juventud un futuro y a los ancianos seguridad. Prometiéndoos todo esto, las bestias han subido al poder.¡ Pero mienten ! No han cumplido esa promesa. ¡ No la cumplirán ! Los dictadores se dan libertad a sí mismos, pero esclavizan al pueblo. Ahora, unámonos para liberar el mundo, para terminar con las barreras nacionales, para terminar con la codicia, con el odio y con la intolerancia. Luchemos por un mundo de la razón, un mundo en el que la ciencia y el progreso lleven la felicidad a todos nosotros. ¡ Soldados, en nombre de la democracia, unámonos ! Hannah, ¿puedes oírme? ¡ Dondequiera que estés, alza los ojos! ¡ Mira, Hannah! ¡ Las nubes están desapareciendo! ¡ El sol se está abriendo paso a través de ellas! ¡ Estamos saliendo de la oscuridad y penetrando en la luz! ¡ Estamos entrando en un mundo nuevo, un mundo más amable, donde los hombres se elevarán sobre su avaricia, su odio y su brutalidad! ¡ Mira, Hannah! ¡ Han dado alas al alma del hombre y, por fin, empieza a volar! ¡ Vuela hacia el arco iris, hacia la luz de la esperanza! ¡ Alza los ojos, Hannah! ¡ Alza los ojos!".




Charles Chaplin (El Gran Dictador)

sábado, septiembre 09, 2006

Girlfriend in a Coma



En ocasiones, todo el pasado se presenta súbitamente en nuestra mente, recordándonos quienes fuimos o el silencio de aquel instante, sentimientos que recrean atmósferas contradictorias en situaciones de la vida que nos ponen a prueba.

Cuando la confusión parece dominar los estados de conciencia es el amor el que resurge, invadiendo cada rincón de nuestro ser. Amor como motivo primero y último de la existencia, en su sentido más amplio y profundo.


The Smiths

Girlfriend in a coma, I know
I know - it's serious
Girlfriend in a coma, I know
I know - it's really serious

There were times when I could
Have "murdered" her
(But you know, I would hate
Anything to happen to her)

No, I don´t want to see her

Do you really think
She'll pull through ?
Do you really think
She'll pull through ?
Do ...

Girlfriend in a coma, I know
I know - it's serious
My, my, my, my, my, my baby, goodbye

(...)

jueves, septiembre 07, 2006

La Tortura Nacional



(Actualizado)

No dudo que la llamada Fiesta Nacional sea una tradición que guste a muchos. Como tampoco se puede negar el valor artístico del espectáculo, el desafío que supone ponerse delante de un toro bravo, los trajes de luces, el movimiento, la música y los olés del público. Lo que unos consideran emocionante y conmovedor a otros les deja indiferentes, y es muy respetable lo que sienten tanto los unos como los otros.

El problema viene si pensamos que sustentando esta tradición tan arraigada se encuentran animales indefensos que son torturados hasta que su corazón deja de latir, todo ello ante el aplauso general. Algunos alegan que es una lucha cuerpo a cuerpo. Cuerpo a cuerpo es, pero desigual. El toro va desarmado, mientras que el torero, subalternos, picador y banderilleros utilizan armas punzantes. Me gusta el toro, como animal y como festejo, cuando le veo libre en la dehesa o cuando corre por las calles de nuestro país. Pero no acepto la tortura que tiñe de rojo la arena ante la aprobación y admiración del gentío.

Muchos lo justifican diciendo que también se matan otros animales y nadie protesta por ello. Sí, es cierto. Pero se hace para alimentarse, como supervivencia, no en un espectáculo sangrante que produce pingües beneficios para toreros y empresarios taurinos. La humanidad tiende irremediablemente hacia el vegetarianismo. Muy despacio, eso sí. Primero debe empezar por la no complacencia ante el sufrimiento animal en un espectáculo público, en lo que supone un auténtico atavismo muy arraigado en ciertos sectores sociales.

El toro merece un respeto. Quizás la solución no pase por prohibir las corridas de toros, pero sí por transformar lo que hay de cruel en ellas. Seguramente se pueda convertir este arte en algo más elevado, que es, en definitiva, a lo que todo gran artista debe aspirar.


martes, septiembre 05, 2006

He Wanted to Break Free

Zanzíbar es uno de esos lugares paradisiacos que viene siendo de un tiempo a esta parte reclamo turístico para occidentales. Se trata de dos islas situadas en la costa este de África y que fruto de su unión con el estado continental de Tanganica formaron en 1.964 la actual República de Tanzania.

El nombre de Zanzíbar parece provenir del idioma persa (زنگبار Zangi-bar) y significaría “Costa de los negros”. La historia de este lugar está plagada de influencias culturales diversas -entre ellas de árabes, persas y portugueses- y de algunas curiosidades notorias, como el hecho de haber librado la guerra más corta de la historia, que acabó con la rendición de los africanos ante Gran Bretaña después de 45 minutos. Otro récord curioso que ostenta es el de haber sido el primer país africano que introdujo la televisión en color, en 1.973. Aunque realmente sería la primera "porción de país", puesto que en la Tanzania continental se introdujo 20 años más tarde.

También tiene otras singularidades menos felices, como la penalización a día de hoy del lesbianismo con hasta 7 años de prisión y de la homosexualidad con 25. Quién podía adivinar que en estas islas nacería uno de los homosexuales más ilustres de la historia reciente: Farookh Bulsara. Seguramente por este nombre no les suene demasiado. Pero, ¿si les dijera que es el autor de hits como "We Will Rock You" o "Bohemian Rhapsody"?

Freddie Mercury , nacido el 5 de septiembre de 1.946 en Stone Town (Zanzíbar), hubiera cumplido hoy 60 años. Recuerdo el día en que descubrí en el salón de mi casa un vinilo de Queen escondido entre decenas de obras de Mozart y Brahms. Alguno de mis hermanos lo había comprado años atrás y allí permanecía oculto, esperando a ser escuchado a través de esos enormes auriculares llenos de polvo. Abstraído en un mundo aparte permanecí en aquel sillón durante varias horas, en una de esas tardes que deseas que nunca se acaben. Vaya este homenaje a esa voz que según la wikipedia tenía un registro de tres octavas y media (sólo me quedé en segundo de solfeo, aunque supongo que debe ser bastante...) y que nos dejó junto a Queen algunas de las mejores canciones que se han hecho jamás. Feliz cumpleaños, Freddy.


I Want to Break Free


I Want it All


Radio Ga Ga


Innuendo


Living on My Own




We Will Rock You

Under pressure (Live in Wembley, 1.986)

The Show Must Go On

Who Wants to Live Forever

A Kind of Magic

Under Pressure (Live in Budapest, 1.986)

A Kind of Magic (Live in Budapest, 1.986)

Bohemian Rhapsody (Live Aid, 1.985)

We will rock you (Live Aid, 1.985)

We are the Champions (Live Aid, 1.985)

Bohemian Rhapsody

domingo, septiembre 03, 2006

De Putas por Madrid




Powered by Castpost

Pasear por las calles céntricas de Madrid puede resultar una auténtica aventura. A veces sales de casa sin saber muy bien donde ir, pero con la certeza de que en tu camino encontrarás una variada tipología humana. La calle Montera tiene el olor y el sabor de esa degradación que por momentos puede resultar fascinante. Cientos de historias se arremolinan en torno a varias decenas de meretrices baratas, con sus chulos de tatuaje carcelario, reloj chapado en oro y bermudas indecorosos, explotadores de carne ajena cobrándose la deuda de otras vidas.

El sexo es la primera pulsión desde que nacemos y una de las energías que mayor influencia tienen en el ser humano. Por esa razón las luces rosas de neón de un sex-shop cobijan a varias chicas rumanas de no más de 18 años, pestañas generosas en rimel, piel delicadamente blanca y minifaldas de ocasión. Son casi niñas, pero ya conocen la sensación de estar en la cama con oficinistas y camareros, curas y abogados, turistas holandeses y bolivianos inmigrados. No importa para quien, sus camas pertenecen a todos.

En otra esquina un par de prostitutas negras ofrecen sus servicios completos por el precio de una noche en cualquier pensión barata. Apenas hablan el español, tampoco es necesario. Cuando pasas a su lado se dirigen a ti invitándote a probar el roce y el calor de sus voluminosos labios. Chupar y follar, chupar y follar, repiten mecánicamente. Varios policías observan la escena apostados en el coche patrulla, frente a la marquesina del autobús. Algunos de ellos ya conocen a estas mujeres en las distancias cortas, cuando el uniforme se queda tendido en casa.

El maremagnum de gentes de distintas procedencias sube y baja a ritmo frenético, simulando aquellas imágenes de cualquier avenida de Tokio en hora punta. De pronto se observa bajar un transexual que supera el 1.85 de estatura y siguiendo sus pasos un pequeño hombrecillo ecuatoriano se afana para no perder su estela. No parece ella muy satisfecha con su cliente, cuyos hijos tal vez ese día no encuentren pan en la mesa a la hora de comer. Su esposa se lo reprochará, pero sólo recibirá a cambio desprecio, cuando no algún golpe.

Los caminos de sordidez no terminan en la húmeda habitación de cualquier pensión, se prolongan con sus largos hilos conductores hacia la vida íntima de esas personas, que suben y paran, miran y bajan, mientras el neón continúa encendido, contemplando en silencio sueños rotos y deseos por cumplir.


Love comes quickly

viernes, septiembre 01, 2006

Sobre racismo, medios de comunicación e inmigrantes

Voy a cambiar un poquito las tornas con respecto al anterior post.

Día tras día nos encontramos en los medios de comunicación noticias sobre llegadas de africanos a las costas españolas. Digo africanos, porque los hay magrebíes y subsaharianos, o moros y negros, si se prefiere. Aunque, matizo, se puede ser negro y moro al mismo tiempo, esto dependiendo de la acepción que tomemos del término moro.

Son palabras que a priori no tienen por qué tener connotaciones peyorativas pero que en la práctica las tienen. Como casi todos los términos, creo que depende más de la intención que se tiene al pronunciar la palabra que de la palabra en sí misma. Soy de los que piensan que llamar negro al negro y moro al moro no tiene nada de malo si no se pretende ofender. Por desgracia, son los sectores reaccionarios los que ensucian y embrutecen adjetivos que de por sí deberían ser neutros.



El racismo es un tema bastante estudiado en las últimas décadas dentro de la Psicología Social. Pese a que el sentimiento de superioridad y persecución hacia otras razas haya existido siempre de forma manifiesta, no es menos cierto que la evolución natural de nuestra “mente social” ha conseguido que el racismo se considere un hecho reprobable en su expresión externa, aunque “de puertas para adentro” el racismo permanece latente y se manifiesta en muchas situaciones por acción u omisión. Se trata del racismo moderno, censurable en su expresión externa pero tolerado en su dimensión simbólica.

El hecho de que las manifestaciones racistas externas sean políticamente incorrectas obliga al racista a expresar sus emociones mediante cauces aceptados socialmente. Para ello apela a un difuso sentimiento patriótico o grupal, no vinculándolo directamente con la raza sino con otros elementos en los que “el de fuera” siempre juega con peores cartas. Delincuencia, criminalidad, drogas, falta de trabajo, etc. son lugares recurrentes a los que todo racista apela. Al racista no le importan los datos, las estadísticas, lo contrastable, lo objetivo, ¿para qué sirve eso?. La respuesta emocional hostil hacia el que viene de fuera con otro color de piel es ineludible. En el racista el intelecto está de más.

En España -mal que nos pese a muchos- existe una mentalidad tremendamente conservadora y cerril respecto a diferentes y variados temas. Una considerable mayoría vive mirándose el ombligo sin importarle el resto del mundo, los que vienen o los que van, las doctrinas espirituales y filosóficas diferentes, visiones distintas del hombre, el sistema o la sociedad, el más acá o el más allá. Para ellos, el cuestionamiento del sistema de valores y creencias simplemente no existe. Las cosas son las que son, es decir, las que el complacido ignorante cree que son.



Los medios de des-información contribuyen a esa sensación. Series de TV ridículas (“casualmente” casi todas de producción nacional, donde sólo al más tonto le quedan ganas de reirse después del tercer gag), programas del corazón (del hígado se deberían llamar), reality shows convertidos en armas de idiotización masiva y bombardeos químicos de noticias hacen que el españolito medio esté sometido a distintas fuerzas subliminales que inmovilizan con frecuencia las energías del cambio sobre ciertos clichés sociales.

Paralelamente y auspiciando al bombardeo de información nos encontramos con el avance tecnológico. Cada día aparece en el mercado algo nuevo que desear, un objeto de consumo que adquirir para saciar el hambre materialista. ¡Pero qué desarrollados y “primermundistas” que somos!



A todo esto, según una investigación de la Caixa de Catalunya y la Universidad Autónoma de Barcelona, es gracias a los inmigrantes –“moros de mierda” incluídos- que la economía española crece, por encima de lo esperado y de la media europea. Es decir, que las cuentas que el PP siempre estuvo tan orgulloso de mostrar durante su mandato fueron tan buenas precisamente gracias a esas personas a las que una parte nada desdeñable de su masa social rechaza.

¿Son tan peligrosos para la estabilidad del país los inmigrantes?¿O son en realidad los que están tirando de un carro que en otras circunstancias estaría en punto muerto? Menos mal que todavía tenemos paladines del sentido común como Ángel Acebes, si no fuera por ellos no sé lo que sería de éste nuestro país. ¡Arriba España, coño!



*Viñetas de J. Kalvellido, El Roto y Nano.