viernes, septiembre 22, 2006

Cuánto hijo de puta

Hay un hecho que me llama muchísimo la atención, y es la hipocresía y la falta de conciencia real sobre la causa de los problemas de fondo. En este caso se trata de la corrupción. Siempre se ha dicho que el poder corrompe. Yo quiero matizar esta aseveración: no es el poder el que corrompe, es la persona la que se corrompe a sí misma. El poder no es nada, es una entelequia más, algo desprovisto de sentido sin un sujeto activo que le asigne un significado y una función. Somos los humanos los que dotamos de importancia o de falta de ella a las construcciones sociales, los que nos corrompemos o nos dejamos de corromper, en nosotros está la semilla del bien o del mal. Vamos a ir del hecho particular a lo general, siguiendo un esquema inductivo. Contrariamente a una opinión muy extendida socialmente, para ser corrupto no es condición necesaria ser multimillonario, político ni empresario. El día a día está plagado de hijos de puta corruptos, y que me perdonen las putas que no tienen culpa de nada.

El otro día alguien colgó en su blog la siguiente encuesta: ¿Que harías si ves que a alguien se le caen 20 euros y nadie lo ha visto?

En un mundo ideal y que funcionara correctamente la respuesta sería obvia. Pero en este planeta de hipócritas y sinvergüenzas resulta que casi un 40% de las personas se quedaría con el billete sin ir a devolvérselo al dueño (aunque no se trate de una encuesta científica, pienso que los datos empíricos de la realidad no deben diferir demasiado). Paso de puntillas por ese otro 60% que sí lo devolvería, porque es lo que toda mente lógica y sana haría, y me centro en este 40% que es el lastre y morralla de la sociedad, la causa de los males endémicos que hace que las cárceles estén llenas de chorizos y que haya tanta gente que no se fíe ni de su sombra.

Alguien podrá decir: joder, macho, que son 20 euros, no es para tanto. Pero la cuestión no es si son 20 o 20.000, el hecho trascendente es que una persona reaccione de forma totalmente opuesta a cómo le gustaría que reaccionaran si fuera él quien perdiera los 20 euros. El gran Maestro de la humanidad dijo una vez “no hagas a nadie lo que no te gustaría que te hicieran a ti”. Y resulta que 2.000 años después de una enseñanza que sienta las bases del progreso humano hay un 40% de subnormales, entendiendo el adjetivo como seres por debajo de lo normal -está claro que están por debajo del restante 60%- que todavía no han captado el mensaje. Ahondando todavía más en el tema de si se debe devolver el dinero a quien observas que se le ha caído, es curioso comprobar como estos amigos de lo ajeno se sienten muy ofendidos si es a ellos a quienes no se les devuelve el dinero, lo que deja patente su doble rasero y la no interiorización de un valor que debe ser universal, o lo que es lo mismo, practican sin el más mínimo pudor ni vergüenza la ley del embudo.

¿Por qué los llamo hipócritas además de por lo anterior? La respuesta es muy sencilla. Estos sujetos anónimos son los primeros que luego critican y lapidan a los políticos corruptos de Marbella, por poner un ejemplo de chorizos muy en boga. Los que primero acusan no lo hacen por un sentido de justicia universal, de eso nada. Lo hacen por pura envidia, porque es a ellos a los que les gustaría haberse llevado todo ese dinero, por eso desean que se pudran en la cárcel los corruptos. Estos sinvergüenzas con familias y trabajos aparentemente normales son delincuentes en potencia. Lo único que les diferencia de los que están entre rejas es que no han tenido la oportunidad de pegar un pelotazo o delinquir a gran escala. Pero en cuanto tuvieran la oportunidad y creyeran que no van a ser pillados lo harían. Éste 40% es el verdadero cáncer de la sociedad.

Durante muchos años se criticó la corrupción de determinado partido político en España, hasta el punto de que algunos llegaron a llamarlo corruPSOE en lugar de PSOE. Seguramente este partido político llevó a cabo una gestión corrupta, seguramente no, con certeza. Pero se equivocaban quienes intentaban hacer una identificación que resulta sesgada y reduccionista. Por eso no entiendo a esas mentes simples y sectarias que se dedican a atacar a un partido o a otro, acusándolos de corrupción con el argumento infantil de “y tú más”. La corrupción no anida bajo ningunas siglas ni estrato social. Es un fenómeno que desborda a las izquierdas y las derechas, siendo en la intimidad de la mente humana donde se fragua. Que una persona luego llegue a ser militante o votante de PP, de PSOE o de Batasuna es algo completamente accesorio y sin ninguna correlación entre causa y efecto.

Yo me pregunto por la importancia en términos reales de lo que se enseña en hogares y escuelas. Cuando unos padres no se dedican a formar intelectual y moralmente a su hijo ya tenemos el problema montado. Sociedad de idiotas aquella en la que muchos piensan que por comprarle a un hijo todo lo que le pide ya ha cumplido como buen padre.

Estamos acostumbrados a que todo el mundo dé su opinión sobre diversos temas: el maltrato a las mujeres, el No a la guerra, el rechazo a los corruptos (más que a la corrupción en sí)... Pero nadie profundiza lo suficiente en las causas de estos hechos, que seguramente tendrían menor incidencia si se invirtieran mayores esfuerzos para educar en la dirección correcta. La estabilidad de un edificio depende de sus cimientos. Una vez cometido el delito todo el mundo señala y condena a quienes lo llevan a cabo, sin ser conscientes de que más vale prevenir que curar.






42 comentarios:

Gilberto dijo...

El criterio común es el menos común de los criterios, ¿y cual es la línea correcta?
Hay miles de creencias, miles de partidos políticos, miles de lideres, incluso nosotros decimos que tenemos la razón; he visto animales que de ellos he aprendido bondad, por tanto puede ser que hayan seres gritándonos lo correcto y no nos gusta, mas creo que se lograra emerger a una etapa de equidad en que todos tengamos lo necesario para vivir, y también cuando nos llegue el momento dejemos vivir.

Saludos desde el extremo del mundo

Hugo Denis dijo...

Yo sí pienso que hay un criterio común mayoritario. La gente, por lo general, tiene consciencia de lo que está bien y lo que está mal, a pesar de distancias culturales y geográficas. El ejemplo lo tenemos en que la mentira, el robo o el asesinato está mal visto independientemente de éstas barreras. Sí que es cierto que hay otros hechos en los tiene más fuerza el relativismo. Pero centrándonos en la corrupción que nos rodea, resulta alucinante como siendo un hecho que en teoría todos rechazan es tan difícil para algunos la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace.

Saludos, Gilberto.

Juan José Ramos Gómez dijo...

Hola Hugo

Un gran post. Te doy toda la razón en que las personas que condenan a los corruptos lo hacen por la envidia de no haber podido serlo ellos mismos. La sociedad funciona asi, y asi es por lo que va tan mal.

A la gente solo le importa su propio bienestar, vivir bien, el medio por el que se consiga da igual.

Como tu dices la gente actua por un doble rasero, la gente se quedaria con el dinero que otro perdiera, pero eso si, si el dinero lo pierden ellos quieren que se lo devuelvan por todos los medios.

El problema como tu dices, se debe a la educación. Los padres deben educar a sus hijos de manera correcta. Muchas veces los hijos toman ejemplo de la actitud y forma de ser de sus padres. Si los hijos de ese 40% que se quedaria con el dinero actuan asi, sus hijos veran eso, y pensaran que es lo normal, con lo cual ellos lo adoptaran como una de sus formas de ser, perpetuandose el problema en el tiempo. Y la sociedad, en vez de fijarse en la base de los problemas y erradicarlos, lo unico que busca es pasar la vida de la mejor forma posible para ellos, sin importarles el mal que puedan hacerle a la sociedad en su conjunto.

Saludos cordiales,
Juanjo

Hugo Denis dijo...

Saludos, Juanjo.

Efectivamente, hay que abordar el tema de la educación, la base de lo demás. Estamos en una sociedad que no suele ir al fondo de los asuntos, pero que sin embargo se queda embobada y discutiendo banalmente sobre la superficie.

aPerfectCircle dijo...

Que bueno este Post. de verdad fantástico y muy de la "actualidad".

Estoy de acuerdo que se debe empezar por educar, pero lo primero a mi criterio es tener una justicia que actue... si tu ves que a un corrupto le dan 30 años de carcel ya te lo vas a pensar 2 veces antes de "meter la mano en la lata" pero si ves que aparte de robar le dan la oportunidad de defenderse ante los medios de comunicación... vamos mal.

que buen post... Salu2

homo-sapiensis dijo...

Muy acertada reflexión Denis, como dices, la respuesta esta en la conciencia de cada uno, lo demás son excusas. esta en cada uno dejarse arrastrar o ser participe o no de ese juego. Los cambios en tu blogs muy buenos Denis. Un saludote

>Flak dijo...

mm nose a cuanto equivale eso a $ jaja..
pero como tu lo has dicho, si es poco talvez me lo quedaria...

creo que de todas formas no ganamos mucho porque siempre habran personas que nos hechan a perder...:S *-) que confuso

cuidate
besos

aios

Hugo Denis dijo...

Gracias por vuestras opiniones...

Al cambio son 25,55 dólares de EEUU. Nunca entenderé la querencia de algunos por ponerse en ridículo delante de los demás. Dejando a un lado las faltas de ortografía y lo ininteligible del mensaje, el fondo se capta. Si es que el dinero puede con todos los principios, eh...(sic):S *-) que confuso

Desde luego que sí.

Saludos!

Blue dijo...

que razon tienes...nos olvidamos de ser mejores personas,, predomina muchas veces el egoismo,la envidia, el quererlo todo¡¡, TE CONTARE ALGO. hace poco alguien muyc ercano se encontro un cheque por 300.000 pesos chilenos, podia cobrarlos en el banco, sin problemas,, pero el penso antes en esa mujer, posiblemente madre, y jefa de familia, la conectò, ella, le sonriò muy agradecida.. y muy feliz,,,no tenìa palabras..

al contarlo, muchos le recriminaron su actitud,, el solo contesto,, me siento en paz..,

espero no haberte aburrido, besos

meri_ dijo...

El camino hacia el crecimiento personal es largo. Este camino no es igual para todos y muchos se quedan a mitad o incluso ni lo llegan a empezar..
El camino hacia el crecimiento personal comienza dando como primer paso el ser conscientes de que queremos evolucionar, que queremos ser mejores..y despues con la educacion..
Creo que las personas que no inician ese camino hacia el crecimiento personal son de las que hablas en el articulo. Creen que hacen el bien criticando hechos que ellos mismos cometen en mayor o menos escala, pero cuando lo hacen ellos no lo consideran malo. Y no se les puede culpar, al fin y al cabo no son conscientes del daño que hacen a la sociedad preocupandose de cosas superficiales en vez de ahondar en temas importantes que nos afectan a todos. No son conscientes de que cada uno desde su interior debe poner su granito de arena para hacer de este mundo un mundo mejor.
No son conscientes de que no se le puede echar las culpas al mundo de sus males cuando ellos mismos con esa actitud provocan el mal. Seamos responsables y dejemos de echar la culpa al mundo de sus males justificando nuestros propios errores o el mundo acabara devolviendonos la bofetada. El conocimiento nos hace complices y responsables..
Saludines Hugo!!! q pases un genial finde..

Hugo Denis dijo...

Buena la reflexión, como no esperaba menos de ti.

Precisamente estaba hablando de todo esto hace un momento. La gente tiende a reducir los asuntos hasta el punto en que se quedan en nada. A veces me da por hablar del amor, y la gente automáticamente piensa en el amor de pareja. Y el amor no es eso. El amor más profundo se basa en la dignidad, el respeto y el sentido de justicia. Cuando no tienes claros estos valores difícilmente puedes amar a una persona. Puedes apasionarte por ella, sí, pero tal vez mañana a esa persona que tanto "querías" pases a odiarla, o a traicionarla, o a tratarla como un trapo, que es lo que pasa a menudo. Como ya dije anteriormente, el “no hagas a nadie lo que no te gustaría que te hicieran” es el amor. Y si tú robas a alguien, piensas que estás haciendo algo beneficioso para ti, cuando en realidad no es así. Quien roba a otra persona se roba a sí mismo, pues todo el mundo con un mínimo de conciencia y conocimiento espiritual sabe que todo está conectado, que somos una unidad, y que por tanto todo daño hecho a mi prójimo me perjudica a mí por encima de todo. Y es que todo nos regresa, tanto lo bueno como lo malo. Es la ley. Y contra eso sí que no se puede ir.

TonioV dijo...

Como bien han dicho varios por allí. La educación es la clave. En nuestro caso es complicado... porque no hay condiciones basicas para que la educacion se de en el corto o mediano plazo. A parte de la desnutrición, bajo presupuesto para escuelas, familias con muchos niños trabajando (por necesidad), está la cuestion de la Hipocresia que seguramente se lleva por lo cachos a algunos del 60% en la encuesta que mencionas.

Un saludo

India Ning dijo...

Voy a repetir más de lo mismo, pero estoy con la mayoría, la base es lo que cuenta (como el sofrito en las comidas) Hace unos meses entrevisté a un director de una escuela pública, y en su opinión la influencia del colegio en la educación de un niño, apenas llega al 30%, el resto va a cargo de los padres y el entorno de amigos en el que se desenvuelve. A menudo muchos padres achacan el fracaso escolar al profesorado, y están equivocados. En casa es donde se mama todo, donde está esa base de pimiento, cebolla y ajo.
Besos!

Stella dijo...

Muy buen artículo. Una persona demuestra que es honrado cuando tiene la oportunidad de robar y no lo hace. Muchas personas dicen que son honradas, pero seguramente si le dan papaya roban.

Ayer entré a un blog donde hacian una especie de encuesta y preguntaban si el bien y el mal existen y me quedé asombrada con las respuestas del 99% que decian: "el bien y el mal eran relativos porque lo que es bueno para mi puede ser malo para otro." Y ahi es donde uno comprende porque el mundo está como está. Las personas no tienen una conciencia clara de lo que es bueno y de lo que es malo.
Por si alguno tiene la oportunidad de leer éste post y hace parte de ese grupo de ignorantes le quiero decir que: MALO ES TODO AQUELLO QUE DAÑA A OTRO SER HUMANO Y QUE DAÑA LA NATURALEZA. En todos los sentidos ya sea moral económico o físico.

Hugo Denis dijo...

La verdad es que es sorprendente lo que cuentas Stella. No puedo estar más de acuerdo contigo cuando dices que la gente hoy en día no tiene una conciencia clara de lo que es bueno y es malo, pero creo que es una cuestión más de forma que de fondo.

Como dije anteriormente, el mentir, robar, asesinar, violar, etc. son hechos universalmente repudiados. No existe ni puede existir jamás relativismo ninguno, el mal y el bien no pueden ser objeto de discusión. Pero por debilidad estas personas se dejan arrastrar por la tendencia social de relativizarlo todo, de que bueno, depende, no sé, a lo mejor, lo que es malo para ti es bueno para mi, qué guay soy y qué moderno me creo... pura debilidad y confusión mental de personas manipulables que se dejan arrastrar fácilmente por la corriente.

Existen decenas de experimentos psicológicos en los que empíricamente se demuestra como las personas dan unas opiniones u otras en función de la opinión de los demás. El hombre se confunde en la masa, hasta el punto de que pierde su individualidad y su criterio personal.

El bien y el mal no son en absoluto relativos. Una violación es una violación, un asesinato es un asesinato, un abuso es un abuso, y así con un largo etcétera.

Habría que preguntarle a cualquiera de los mediocres que contestaron esa encuesta si violar y asesinar a sus madres no es intrínsecamente perverso sino que es también algo relativo que varía de persona a persona. Lo que es malo para la madre es bueno para el asesino, hay que joderse con las mentes lúcidas del siglo XXI.

maite dijo...

hugo, estupendo tu post y todas las opiniones...yo, como madre os puedo asegurar que los niños reciben muchas interferencias en su educación, en casa tenemos unos valores determinados que ellos aprenden y sienten, pero que son "discutidos" por ellos a causa de los demás comportamientos opuestos a los suyos, en cuanto a juegos, vocabulario, respeto...

dreams dijo...

no hagas a nadie lo que no te gustaría que te hicieran a ti...

verdad...
pero es fácil olvidar

un beso dulce *
“·.¸Dreams¸.·”

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Gran aporte.
En chile existe un discurso que somos los menos corruptos de América Latina.Y a mi que me importa,esto no es un valor relativo y comparativo.
Concuerdo con tu pinto de vista.

Ave Fénix™ dijo...

Desgraciadamente Hugo todo depende de la actitud de la persona, digo desgraciadamente porque hay unas personas que se ve que nunca han recibido valores morales que nos hacen ser mejores personas, otros tratamos de actuar de un mejor modo y es una buena opción para tener una buena vida, pero aunque a veces cometemos errores, vale la pena corregir y mejorar, no crees? besitos!

Hugo Denis dijo...

Gracias por vuestras aportaciones, todas interesantes.

Abrazos.

Blue woman dijo...

Hola! Es cierto. El mundo está corrompido y loco. Es lo que dice mi padre y yo creo que tiene toda la razón. También es verdad lo que tú dices; eso de que hay alguien de que aparentemente parece normal pero, luego es lo contrario y resulta que con él te llevas una sorpresa. Porque resulta que un buen día pueden sacar su lado oscuro y entonces, te das cuenta de lo que verdaderamente son. Asesinos, ladrones....

Muy buen post.

Un besito virtual.

Paulo Sempre dijo...

Nice blog...
tanks

Paulo Sempre dijo...

Obrigado pelo rápido comentário no meu blog.
Quando tiver mais tempo...vou voltar.
Abraço
Paulo

delokos dijo...

Puede que yo sea más pesimista...
Pero, entre el 60% que tú consideras "mentes sanas" creo que ignoras un porcentaje...
Aquellos que, diciendo que lo devolverían sin duda, no lo harían y se quedarían con el billete...
Esos son los verdaderos HIPÓCRITAS...
Prefiero saber con quién me juego los cuartos, antes de que me apuñalen por la espalda...

Enhorabuena por tu blog..

Hugo Denis dijo...

Pues puede ser que entre ese 60% también haya algunos hipócritas. Pero al ser una encuesta anónima y por internet me parece absurdo mentir en algo así. Otra cosa es que fueran a poner su D.N.I. completo, entonces lo entendería más.

Pero alguno habrá, sin duda, aunque ya te digo que me parece un poco absurdo. Desde luego pintaría mal que los del 60% también mintieran, quedarían 4 personas honradas y no quiero pensar en un mundo así. Más que nada, porque no creo que el mundo sea así. La gente honrada sigue siendo mayoría, gracias a Dios. Lo que ocurre es que los "malos" se hacen notar más.

Gracias por tu visita ;)

pauly dijo...

Hola Hugo.Realmente tienes un muy buen blog! te felicito por plantear temas tan interesantes.
Destaco la frase:
La estabilidad de un edificio depende de sus cimientos...
Acá en mi país aún vive un corrupto, que no le bastó con matar tanta gente, sino además robó a destajo.Me refiero a Augusto Pinochet.
Salu2 desde mi Chile Lindo!!

Isthar dijo...

Este verano tuve una conversación al respecto con el hermano de un amigo, candidato de lo que son las nuevas generaciones. Y la verdad es que me sentí verdaderamente desmoralizada.

La conclusión venía a ser que si nos dejan elegir libremente, habría que ser idiota para coger el camino difícil y legal teníendo el camino fácil al alcance de la mano. Vamos que si uno se comporta de forma honrada, lejos de estar actuando correctamente, para muchos es un imbécil.

¿Cuándo lo correcto se ha convertido en motivo de insulto y son los que actuan de forma inmoral los inteligente? ¿Cuándo se le ha dado tal vuelta a la tortilla? Cuando digo que odio la sociedad en la vivo, no lo digo por decir...

Y estoy completamente de acuerdo contigo en que no es el poder el que corrompe, son las personas las que no parecen tener conciencia alguna para dejarse corromper.

meri_ dijo...

Juasss tenias razon!!!!!!!!!!!!!!! Este post ha dado mucho que hablar..Muchos Muuuuuuuuuuchiiiiiiiisimos debates mas como este hacen falta en el mundo, que la humanidad esta huerfana de valores.
Besotes!! ;DDD

Lunaria dijo...

Pues el otro díame ocurrió un caso similar. Estaba en una pequeña tienda y ví que la dependienta en un devolución caía un billete de 10 euros. Me agaché, se lo di y le dije que había visto como se le cayó al suelo, y en vez de darme las gracias me miré de mala gana y selo guardó. No sabes la rabia que me dió su mala educación.

Pero estoy de acuerdo con lo que dices, me parece vergonzoso la cantidad de chorizos que hay por ahí. Lo importante es que la ley se aplique para que les den su merecido y parendan a no tomar lo ajeno.

almena dijo...

No puedo comprender eso.
La conciencia, la propia conciencia, se encarga de no dejar que esos 20 euros se disfruten
:)

Saludos!

kasandra dijo...

Pues es cierto lo que dices del poder. Somos las personas las que nos corrompemos, o las que estamos corruptas. Y yo la primera porque una vez me pasaron mal la tarjeta y me cobraron por unos vaqueros de cincuenta euros y cuando al cabo de varios días me di cuenta... pues no volví a aquel establecimiento. Me lo pensé, ¿eh? Pero qué diablos, dije que no. Aunque cuando me dan mal el cambio suelo devolverlo y reclamar he reclamado muy poco, porque soy muy distraída y hay cosas que tienen que ser en el acto. Y ya ves. Así que supongo que con mis vaqueros me dejé llevar. Estuvo mal y me remuerde aún la conciencia pero... no me pude resistir. Y que me imagino yo que a la peña con lo del poder... le debe pasar algo así pero a gran escala, ¿no?

(el anti-spam se apropió de tu comentario y no lo vi hasta ahora)

Un saludo

el mono azul dijo...

En fín, no me sorprendería que alguno de ese 40% acabe siendo político, pq ya se sabe...para ser político antes debes aprender a ser corrupto...

Aristóteles dijo...

"Los pacíficos siembran la paz y cosechan frutos de JUSTICIA.

¿De dónde vienen las luchas y los conflictos entre ustedes? ¿No es, a caso, de las malas pasiones, que están siempre en guerra dentro de ustedes? Ustedes codician lo que no pueden tener y acaban asesinando. Ambicionan algo que no pueden alcanzar, y entonces combaten y hacen guerra, Y si no lo alcanzan, es porque no se lo piden a Dios. O si se lo piden y no lo reciben, es porque piden mal, para derrocharlo en placeres".

Santiago 3,18 - 4,3

Hugo: Has hablado bien. Es "la persona la que se corrompe a sí misma,... en nosotros está la semilla del bien o del mal".

Mis mejores deseos de paz y de justicia para ti y los tuyos.

Saludos desde México.

Hugo Denis dijo...

Gracias por vuestras opiniones, muy de acuerdo con vosotras.

Voy a añadir una frase que me ha venido a la mente al hilo de lo que yo considero ser honesto y tener sentido de justicia: "Esa gente que puede ser capaz de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario". Lo dijo un tal Ernesto Guevara. Seguramente diría otras muchas tonterías, como todo humano, pero esta frase es para no olvidarse de ella.

Hugo Denis dijo...

Gracias Aristóteles, en primer lugar por tus deseos, que los hago recíprocos. Y en segundo por tu aportación, que la considero excelente.

Fernando dijo...

40% que es el lastre y morralla de la sociedad.....me mordería la lengua si la mayoría de esa gente no es pro chavista, castristas y comunistas....todos ellos practicantes de una doble moral enfermiza

Hugo Denis dijo...

Fernando, Fernandito... Precisamente haces gala del sectarismo del que hablaba en el artículo... Corruptos hay de todas las ideologías, lo quieras aceptar o no.

Paula dijo...

Hugo, qué interesante post

yo creo que básicamente, así sin profundizar mucho, hay dos grandes lastres actualmente, al menos en la sociedad española, que es donde vivo: por un lado hay un gran agujero en la justicia, alguien conduce sin carnet, a toda velocidad, se salta la mediana, se choca de frente con otro coche, mata a cinco personas y el juez dice que es una falta leve. Para flipar. Y otro lastre es la falta de coherencia y valores a la hora de educar a nuestros niños. no hay una delimitación del terreno, no hay límites, y al final, los pequeños, se vuelven fácilmente tiranos. Pero por suerte, la capacidad de reflexionar y de recapacitar está latente en todos, y hay quien la intenta utilizar y lo consigue. Y la sociedad somos todos, todos. y en algo estamos fallando todos cuando no funciona tan bien como debería

Un abrazo hugo

Hugo Denis dijo...

Estás en lo cierto Paula. La justicia necesita una reforma urgente, lo que comentas de la delincuencia al volante es escalofriante. Y parece que la autoridad competente no reacciona...

Un abrazo.

sonia dijo...

un dia dejé de creer en la justicia, en la medicina moderna y sus médicos y en todos los políticos... y creo que hice bien... Sonia Gandhi aparece hoy en todos los periódicos... afirma que está orgullosa del gobierno de este país... pero no le da verguenza?

abrazos Hugo!

sonia dijo...

un dia decidi no creer mas en los politicos, ni en la justicia ni en la medicina moderna, y creo que hice bien... hoy Sonia Gandhi se atreve a afirmar que esta orgullosa del gobierno indio... pero no le da verguenza?

te leo!

abrazos

Dammy dijo...

Hace una cantidad ingente de años, teniendo yo no más de 15 o 16 años me encontré en el suelo 11.000 de las antiguas pesetas, por las horas que eran muy probablemente de alguno de los caciques que adornan mi precioso pueblo murciano, y que llenan sus bolsillos de dinero para a la hora de pagar sacar los fajos ingentes de dinero para demostrar que disponen de una importante solvencia económica.

Yo por aquel entonces tenía todavía menos dinero que hoy en día (que ya es poco), y decidí quedármelo ya que no vi a quien devolvérselo, eso sí, lo compartí con dos chicos más que me acompañaban al instituto. Hoy en día creo que actuaría igual (con una cifra de dinero similar, con una cantidad muy superior tal vez cambiaría mi forma de actuar), sólo que no lo compartiría, ¿porqué? supongo que según vamos cumpliendo años nos vamos corrompiendo y actuamos de forma más interesada, para que todo esto cambiase lo primero que tendría que cambiar es la clase política, las leyes y cuidar mucho más la educación del individuo.