martes, julio 04, 2006

El amor como bandera

Suelo leer cuando puedo al sacerdote y escritor Juan Fernández Marín, persona sobresaliente en humanidad y sabiduría, y gracias a él he conocido un poquito mejor a Abū Bakr Muhammad bn 'Alī Ibn 'Arabi, conocido también como Ibn Arabí, Ben Arabi o Abenarabi, filósofo, teósofo y místico musulmán, nacido en Murcia* en el año 1164. Cuando uno echa la vista atrás comprueba que a lo largo de todas las épocas han existido personas adelantadas a su tiempo, facultadas para ver más allá de lo puramente material y con una grandísima capacidad de discernimiento. Los ha habido, los hay y los habrá. Pero no deja de llamar la atención que 800 años atrás, y con todo lo que ha caído y sigue cayendo en materia de intolerancia civil y religiosa, tuviera la lucidez para decir cosas como éstas:

“Hubo un tiempo en que yo rechazaba a mi prójimo si su religión no era como la mía. Ahora, mi corazón se ha convertido en receptáculo de todas las formas religiosas, es pradera de las gacelas y claustro de monjes cristianos, templo de ídolos y Kaabah de peregrinos, Tablas de la ley y Pliegos del Corán, porque profeso la religión del amor y voy donde quiera que vaya su cabalgadura, pues el amor es mi credo y mi fe.”

Ojalá entendamos el mensaje y lo pongamos en práctica. Empecemos por intentarlo. Dicen que el maestro aparece cuando el alumno está preparado. Así que tiendo a ser optimista. Moderadamente.


*Ciudad fundada con el nombre de Mursiya en el año 825 por el emir de Al-Andalus Abderramán II.


More of Muhyiddin Ibn 'Arabi

Más sobre Ben Arabi

3 comentarios:

Juan José Ramos Gómez dijo...

Muy buena esta entrada. La verdad es que tienes mucha razón en lo de que siempre hay gente adelantada a su tiempo. Lo malo es que sus contemporaneos suelen ignorarlos o tratarlos como si estuvieran locos.

Es preocupante que en estos tiempos no haya pensadores que vean la vida con una mente abierta y tolerante. Los extremismos no son buenos en absoluto, y lo mismo pasa con las ideas. Solo hay que ver los conflictos que se producen en el mundo a causa de ideologias y creencias opuestas.

La situación mundial actual me hace ver la vida de un modo un poco pesimista, pero nunca se debe perder la esperanza de que la civilización viva una época de Renacimiento como las que ha tenido en el pasado.

Saludos.

Gloria dijo...

Hola!

Te escribo del Blog Esoterismo y Ocultismo, para agradecer tu mensajito y tu visita, espero poder leerte y sigue adelante con tu idea del Blog de espiritualidad, felicidades por tu Blog y seguimos en contacto, un besito

Eli

Hugo Denis dijo...

Tienes razón Juan José. Por eso es peligroso y erróneo seguir la corriente del río como los peces muertos. Los más grandes genios, o bien las personalidades diferentes en cualquier ámbito, siempre han sido ninguneados por la masa mediocre. Sólo el tiempo pone en el lugar que le corresponde a cada uno.

Gracias por tu mensaje Eli, te seguiré visitando.